ESPACIOS DE LA MEMORIA

27 Jul

ESPACIOS DE LA MEMORIA

Volver a Cádiz significa siempre volver a encontrarme con mi pasado, incluidos sus fantasmas, pero este año me he visto sumergida de lleno en él a través de las aguas y las arenas que mi amiga la pintora Carmen Bustamante tiene expuestas, con el acertadísimo título “Espacios de la memoria”, en el Castillo de Santa Catalina.

Carmen ha pintado las imágenes cotidianas, nada excepcional,  que rodean a la gente de Cádiz y que ya están soldadas a nuestras memorias, pero nos las rescata a través de los sentidos, porque los cuadros de Carmen huelen y mojan. Se huele la sal y las algas en descomposición (Cuidado con las rojas que se pegan al bañador), mojan las brumas del atardecer y los rociones de las olas con el viento ( Hoy saltó el Levante),  las arenas húmedas y las secas (¿Dónde ponemos la toalla?), las aguas turbias de las marismas y las espumosas del rompeolas (¿Por donde la coges por arriba o por abajo?), las aguas espejo que devuelven tu presencia (¿Jugamos a las figuras?) …  Tus recuerdos atrapados en un instante que se convierte  en todos los instantes que has vivido, como una mágica revelación del tiempo.

El resultado es de una sencillez engañosa, ya que a nadie con capacidad de observación se le escapa el minucioso trabajo que conlleva pintar cada grano de arena (blanco, negro y marrón), cada hoja de hierba sobre la cresta de una duna, cada onda de esa duna y sus  huellas de gaviotas, cada piedra de un acantilado… De forma que aunque estén representados espacios reales en una pintura figurativa, sus cuadros llegan a la abstracción, y descubres formas orgánicas como amebas gigantes o simetrías cambiantes hechas de espuma y roca.  Mención especial merece, me ha dejado maravillada, la serie denominada “negra” en la que, con una maestría indiscutible, consigue que las noches estén llenas de claridad porque el negro de Carmen, contra los que nos enseña la física, tiene luz.

Aunque los elementos básicos de la naturaleza, la tierra, el aire y el agua se reflejan en su pintura, este último es el preferente; las aguas del Atlántico y otras, quizás más azules, que tuvimos a suerte de disfrutar juntas. Enhorabuena, compañera navegante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: