MENDIGAS DE FUTURO

31 Ene

niña india con muñeca

MENDIGAS DE FUTURO

No nos cabe la menor duda de que el muñeco, ese pequeño buda inquietante, es suyo y solo suyo, porque lo sostiene abrazado a la altura de su cara, para poder darle besos pringosos de mocos cada vez que quiera, y porque lo exhibe con orgullo como una preciosa alhaja. Es suyo, pero también estamos seguros de que lo ha encontrado rebuscando en un vertedero, por la mugre que se le ha acumulado en todos los pliegues y orificios, en especial los pies,  del cuerpo amarillento, que es como se ponen los plásticos requemados por el sol.

También sabemos que a ella no le importa, y que con ese gesto maternal completa, a pesar de sus pocos años, toda una imagen de feminidad: pulseras, collar, vestido rosa de bordados plateados, casi nuevo, y hasta el pelo, tiene un aire elegantemente despeinado. Pero esa feminidad es precisamente su mayor riesgo, porque nacer mujer en la India, y en otras partes del mundo también, sigue siendo el peor destino que te puede tocar en la vida. Probablemente no recibirá suficiente comida, solo la que le dejen sus hermanos; ni será vacunada o tendrá medicamentos en el caso de que enferme, porque los hospitales están lejos y el viaje vale dinero; incluso puede que ni siquiera su madre la amamante cuando es un bebé. En algunos lugares, a las niñas no las quieren, no vienen a su casa, como castizamente se dice por aquí.

Ella tiene suerte, sus mofletes y su barriga nos la muestran sana, e incluso tiene un muñeco con el que ensayar unos cuidados maternales que alguna vez dará a sus hijos, sobre todo sin son varones. Sus preciosos ojos negros contrastan con los perturbadores ojos blancos del muñeco: los de ella muestran determinación de vivir, los del muñeco son premonitorios de un destino fantasmal.

Ella parece feliz con lo que tiene, solo le hace falta conseguir algo mucho más difícil: el futuro.

Foto: Danish Siddiqui (El País)

Anuncios

6 comentarios to “MENDIGAS DE FUTURO”

  1. Carmen Prieto 31 enero, 2013 a 22:58 #

    Conmovedoras reflexiones,que llevan el germen de la necesaria transformación de nuestro deshumanizado mundo.!Enhorabuena!

    • universointroito 31 enero, 2013 a 23:22 #

      Desde que leí el artículo se me quedó la imagen de la niña en la cabeza

      • Anónimo 2 febrero, 2013 a 22:29 #

        Me encanta lo que cuentas y como lo cuentas. Maribel

      • universointroito 3 febrero, 2013 a 17:25 #

        Gracias Maribel. Y a mí que tú lo leas

  2. drigutcar 4 febrero, 2013 a 16:30 #

    ¡Y cómo se aferra la chiquilla al muñeco!

  3. M carmen 30 junio, 2013 a 10:36 #

    Muy bueno , me ha gustado mucho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: