EL MALENTENDIDO

22 May

el-malentendido2

“EL    MALENTENDIDO”

Albert Camus

Teatro Lope de Vega

El protagonista de la novela  “El extranjero”  encuentra en su celda un periódico donde se relata la noticia de un hombre que volvió a su país, tras muchos años de ausencia, para recuperar los vínculos afectivos con su madre y su hermana.  Se alojó en el hostal que ambas regentaban, pero ocultó su identidad, sin saber que solían matar a los viajeros para robarles el dinero. Destino que él mismo sufriría porque ninguna lo reconoció. Este mismo suceso trágico es el argumento de la obra de teatro que Albert Camus escribió dos años después y tituló “El malentendido”, bonito ejemplo de cómo las obsesiones formaban una urdimbre en la mente del escritor,  y como en ambos casos desembocaban en un destino absurdo.

Un malentendido es algo que tiene solución. Según el título parece que el autor le da un voto de favor a las palabras, al entendimiento a través de las palabras, independientemente de que la madre y la hermana fueran consumadas asesinas que ya habían repetido la misma operación (dormirlos  profundamente mediante un té drogado para luego tirarlos al río ayudadas por un criado viejo y silencioso) con otros viajeros anteriores a él. Si se hubieran dado las explicaciones adecuadas, las veces que hiciera falta, la tragedia no se habría desencadenado, sugiere.

En la obra el hijo vuelve rico y feliz con su mujer, y quiere ayudarlas, pero se han convertido en unas extrañas (su madre no le reconoce las manos cuando tiene oportunidad de estrecharlas, aunque algo siente que le hace dudar del plan habitual, e intenta convencer a la hija de que a éste, lo dejen dormir en paz);  él  se siente inseguro sin acertar el modo de expresar sus afectos.  De hecho ante la insistencia de su mujer, que no quiere dejarlo solo, a que revele su identidad cuanto antes, él le repite, hasta la desesperación, que no puede porque: “No encuentro las palabras”  Existe la posibilidad de no encontrar las palabras porque no existan, y también porque no tengamos el valor de decirlas aun sabiéndolas, como era su caso ya que sentía miedo al rechazo, incluso culpa por haberlas dejado solas durante 20 años. No encuentro las palabras, repite una y otra vez ¿Si las hubiera encontrado no habría muerto asesinado? ¿Es posible erradicar la maldad a través de la comunicación?

Son sus propias palabras, pero otras, las que deciden el final, cuando le describe a su hermana los maravillosos paisajes junto a un mar azul bajo un sol cálido de donde él viene (y que recuerdan la Argelia mediterránea de la infancia de Camus). Existen mundos brillantes en contraste con esa zona deprimente, (el recorte del periódico lo situaba en el interior de Checoslovaquia), simbolizado por las medias y delantales grises que madre e hija visten. Ese el único momento de la obra donde la hermana fría, rígida, insensible, se emociona e imagina la felicidad; entonces le pide al viajero que le cuente más y más, que le describa ese paraíso posible, mientras el espectador es consciente de que está despertando en ella el deseo de venganza con el destino que le tocó vivir: ese paraíso existe, ella tiene derecho a disfrutarlo y él dinero para conseguirlo. Son sus palabras, aquellas que no buscó, las que lo sentencian a muerte.

Por eso el título de la obra me parece irónico. Palabras para comunicarse, para aclarar malentendidos….Lo que no sabemos es cuáles.

Anuncios

2 comentarios to “EL MALENTENDIDO”

  1. juan carlos 23 mayo, 2013 a 22:32 #

    En el final hay un error, no? debe ser ” lo que no sabemos es cuales,”

    • universointroito 24 mayo, 2013 a 7:06 #

      Exactamente: lo que no sabemos es cuales. Se refiere a que no sabemos que malentendidos estaremos aclarando. En la obra le deja muy claro que es posible vivir en un sitio mucho mejor que donde ella vive, y eso le condena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: