Vainilla y chocolate

8 Jun

“Un día Francisco le limpió la boca manchada de rojo con su mano que olía tan dulce,otro día con la lengua que sabía a vainilla,un poco después le acarició los pechos por encima de la blusa, sin desabrochar, bordada con casitas y cerezas por su madre, y al poco tiempo se besaban sin reparos, traviesos, juntando sus lenguas para mezclar todos los sabores, sabes a chocolate, y tú a vainilla, mientras las manos de Francisco se metían por debajo de su falda y solo una vez, la tarde antes de irse, por debajo de las braguitas de perlé blanco”.

Extracto del relato Cuestión de Piel de Reyes Doncel en Así os ponemos los cuernos las mujeres.

Joseph of Connection Photography

Imagen de Joseph of Connection Photography.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: