Peregrinos de Shambala

28 Ago

shambala completa
Peregrinos de Shambala

Rafael Téllez Romero

Ed. AMAZON

     Aunque el autor subtitula su novela como “Viaje iniciático a la India”, bien podría considerarse una magnífica guía de viajes, no necesariamente iniciáticos, ya que a lo largo de la historia nos sumerge en la India espiritual con templos llenos de sabiduría y paz; pero también en la urbana, de trepidante tráfico y bullicio callejero; en la colorida y exótica, que disfruta de fiestas, festivales y bodas repletas de olores; en las escuelas de yoga especialmente preparadas para occidentales, con su correspondiente marea de hippies new age; así como en la India picaresca, la del  robo y el timo, incluido tintes mafiosos, demostrando el autor un gran conocimiento de todas ellas.

     La pareja protagonista, que bien podrían recordarnos a Don Quijote y Sancho Panza por sus actitudes vitales, comienza  la peregrinación a raíz de una pérdida. En el caso de Tomás la muerte de su madre y el final de su noviazgo, y en el de Mauricio por la muerte de un “ángel”, cuya identidad descubrirá el lector en una cómica, y a la vez emotiva, escena. Porque otra de las características de esta obra es el humor que se mantiene, incluso llegar a ser desternillante, durante todo el argumento: como el timo de los “calzoncillos usados envasados al vacío” o las maniobras intestinales de la tajikistana…, para lo que se sirve de un despliegue de personajes, a cada cual más original y esperpéntico, muchos de ellos, por cierto, llegados directamente desde Sevilla a las montañas del Tibet.

     La búsqueda de Tomás es rígida, ansiosa y melancólica, llena de momentos de frustración porque no encuentra la verdad como y donde a él le gustaría; mientras que la de Mauricio es caótica, práctica y epicúrea, pero a ninguno de los dos le resulta fácil encontrar Shamabala.  En la obra subyace un claro objetivo pedagógico, así que el lector aprenderá la variedad de rituales sagrados, algunos ancestrales, los tipos de santones, yoguis y sadhus,  las diferentes clases de yoga, desde el de los sonidos al del baile, y las posturas, rezos o cánticos sagrados. Ambos amigos terminan encontrando Shambala, la paz y satisfacción personal, pero de nuevo la pérdida en forma de cambios, la impermanencia, se hace presente en sus vidas. Aunque ya no son las mismas personas que cuando empezaron, y su forma de afrontar los problemas tampoco.

     El lector disfrutará de un viaje en todos los sentidos, y puede que se decida a comenzar también su propio peregrinar hacia el aquí y ahora del Universo. Eso sí: envuelto en color naranja.

Anuncios

2 comentarios to “Peregrinos de Shambala”

  1. Rafa Téllez Romero 28 agosto, 2014 a 20:58 #

    Muchas gracias Reyes, me ha emocionado mucho tu reseña. Conoces bien la novela, que tiene algo de ti (el concepto “la muerte del ángel” por ejemplo), gracias por haber confiado y haber acompañado a Tomás y Mauricio en su psicodélico viaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: