CRÓNICA DE UNA PRESENTACIÓN

30 Sep

cordoba8

CRÓNICA DE UNA PRESENTACIÓN

Siempre me resulta muy grato visitar Córdoba, mucho más si el motivo es la presentación de mi novela “No soporto tu luz”, que el jueves 24 se hizo en el Ateneo donde me acompañaron unas 45 personas entre amigos y ateneístas cordobeses.

El eje central del argumento es un mobbing, realizado por la directora de un instituto hacia un profesor, con la ayuda del padre de un alumno y el silencio condescendiente de los testigos mudos. Antonio Varo Baena, presidente del Ateneo, lo calificó de valiente y muy actual. Argumentaba que hoy día los lectores prefieren que les cuenten historias reales que puedan reconocer e identificar en su vida diaria. Se comentó, como suele ocurrir siempre que se abordan temas sacados de la experiencia, la denominada auto ficción, la literatura del Yo. No es una biografía, no son unas memorias, es el resultado de “ficcionar” tus recuerdos, que, por otro lado, ya están “ficcionados” de forma inconsciente porque la memoria no es más que una construcción de la mente. Estoy de acuerdo con Antonio en que ésta es una de las tendencias de la novela actual (J. Cercas, A. Muñoz Molina, el noruego K. O. Knausgard…), pero también triunfan, y mucho, las historias de mundos y personajes totalmente fantásticos.

A algunos asistentes les resultó curiosa la ubicación del instituto: el Aljarafe sevillano, y el nombre imaginario que le atribuí: Vergetum. Con todos mis respetos a los que viven en la cornisa, a mí resulta un territorio hostil ya que siempre me pierdo entre las interminables rotondas, urbanizaciones y centros comerciales. Por lo que me parecía un lugar muy adecuado para ubicar a gente perdida emocionalmente. Vergetum es el nombre que los romanos le dieron al Aljarafe.

Le dedicamos un tiempo a Mariana, un personaje por el que tengo especial predilección ya que actúa como anticipador. En ella vemos desde el principio los efectos del mobbing sobre las personas que lo sufren: somatizaciones, depresión, angustia… y se muestran las fases por las que discurre un acoso. El lector podrá identificarlas perfectamente (más aún si lo está padeciendo), y por otra, en el plano narrativo, sentirá miedo por lo que le puede ocurrir al profesor protagonista.

Y por supuesto se discutió la eterna pregunta sobre la naturaleza del Mal: nace o se hace. Preferimos pensar que es genético, resulta reconfortante: la culpa es de la biología, nosotros no nos hemos equivocado, o si lo hemos hecho no había solución…La descripción de la personalidad perversa de la acosadora: una psicópata narcisista (según la clasificación de acosadores que realiza Iñaki Piñuel, quizás el mayor experto en mobbing de España, y uno de cuyos libros utilicé profusamente como documentación), los asistentes la consideraron muy interesante. Mi presentador opinó que ella era la auténtica protagonista, y debo admitir que la construcción de su mente, que nos habla desde el texto en segunda persona, fue para mí uno de los trabajos más gratificantes al escribir la novela.

Lectores interesados, antiguos y nuevos amigos, con los que hablar de lo divino y de lo humano, en esa calurosa tarde de septiembre.

Portada-No-soporto-tu-luz-web

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: