HERIDAS DE LA TIERRA

8 Feb

huella ecologica

Herida de aire, ácido y purulento,

como moribundos ya

somos insensibles a su hedor.

 

¿Dónde el aliento libre de la mañana?

 

 

Herida de cielo, sin estrellas,

solo luces de neón invaden las miradas.

 

¿Dónde las lágrimas fugaces de la noche?

 

Herida de agua, muerta y mortal,

que arrastra envenenada

nuestras cenizas.

 

¿Donde el frescor de la fuente?

 

Herida de suelo, escupido, vendido

y atrapado bajo el asfalto.

 

¿Dónde las fértiles cosechas?

 

Herida de almas, extinguidas,

expulsadas de nuestras omnipresentes

ciudades solitarias.

 

¿Dónde la mirada inteligente del lince?

 

Herida de fuego, loco y enardecido

que lame los árboles

que engulle sus frutos y nidos.

 

¿Dónde la sombra verde de la primavera?

 

Herida de silencio, inexistente,

máquinas y palabras colapsan

nuestros oídos.

 

¿Donde el rumor del viento?

 

Tras el paso de la codicia queda sobrevivir

¿Donde entonces nuestra gloria?

Anuncios

2 comentarios to “HERIDAS DE LA TIERRA”

  1. Anónimo 9 febrero, 2016 a 12:01 #

    aquí la belleza, en este poema

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: