CICATRIZ

27 Feb

Maquetación 1CICATRIZ / Sara Mesa/ Ed. Anagrama

En su cuarta novela Sara Mesa aborda un tema definitivamente incorporado a nuestras vidas: la comunicación, la amistad, incluso el amor en las redes, donde la lejanía permite mantener los equívocos, queriendo o no, el engaño y la impostura.

La narración se sostiene únicamente con dos personajes, Sonia y Knut, el resto son comparsas que aparecen para poner en jaque o afianzar la relación entre ambos, una relación de amor y odio que surge por el contacto casual en un chat literario. A partir de ahí, se sucede un continuo intercambio de correos (la novela tiene un magnífico tono epistolar), y de regalos por parte de Knut, al principio libros, después toda clase de objetos, que tienen la peculiaridad de haber sido robados, habilidad de la que él se siente muy orgulloso. Lo que para Sonia empieza como un juego, se va transformando en una presencia permanente en su vida que le divierte, le aburre, pero sobre todo le atosiga. Knut se muestra como una persona excesiva, siempre interrogando, pidiendo cuentas de todo lo que le ha regalado, en un feed-back agotador que Sonia resuelve con engaños o con ira cuando llega al límite de su aguante, en cualquier caso en una relación que se le escapa de las manos. Su personalidad es menos fuerte que la de Knut, menos estricta consigo misma, y se deja llevar, eso permite que él la domine: “Tan exhaustivo. (…) Yo terminaba cansándome y poniendo distancia. Después me sentía culpable y regresaba”.

Kunt Hamsun toma su nombre de un escritor noruego de la primera mitad del XX, que fue olvidado porque apoyó a los nazis, muy acorde con la personalidad que poco a poco manifiesta: obsesivo, clasista, desproporcionado, muy individualista, rígido, machista: “Yo voy en línea recta: rectitud y dureza, tal como determina la simbología masculina. ¿Y cual es la simbología femenina?, pregunta Sonia. El círculo obviamente, donde vosotras estáis atrapadas”; y misógino: “… tenía puesta una compresa, mirar el símbolo de vuestra aberrante fisiología…”. A lo largo de la historia Knut tiene sexo con otras mujeres, pero confiesa que prefiere la represión y la fantasía perversa, lo que consigue regalando profusamente lencería de lujo a Sonia. Cree en la predestinación, y en una suerte de iluminación cósmica como guía espiritual para explicarse el mundo. Por supuesto justifica los robos (Sonia también lo hará) porque: “Siempre hubo cazadores y cazados, vigilantes y ladrones, control y descontrol”.

La relación discurre entre una actuación de él y una dejación de ella, por mentira consciente o por incapacidad de expresar su negativa, pero de la que ya no puede escapar porque sus regalos (transacción económica al fin y al cabo) la han convertido en dependiente, o por la vanidad de verse querida de esta manera tan intensa, o por lo que la autora nos termina descubriendo: la atracción de lo fatal, la seducción de lo repulsivo. Sara Mesa, a pesar de las referencias continuas a centros comerciales reales y a marcas de moda, crea una atmósfera atemporal. Un mundo con pocas concesiones a lo superfluo, en general hostil: trabajos aburridos, ciudades anodinas, edificios decadentes… Y lo narra con una prosa directa, precisa, que raspa, sin concesiones a adornos literarios.

Una característica de las ciber relaciones es la ausencia de contacto físico. La autora plantea la cuestión: ¿es necesario? En un momento dado Sonia dice: “Verlo o no verlo era lo de menos (…) lo sentía como un personaje, yo misma actuaba como un personaje”. Pero en el relato hay continuas referencias al aspecto de Knut, no muy agraciado, incluso vulgar, y cuando tienen su primer contacto en el mundo real, ella se decepciona. ¿Pero qué es la realidad, internet o el mundo físico?

Sara Mesa nos ofrece una inquietante visión de la sociedad actual, donde el aislamiento y la incomunicación se producen a pesar de tener al alcance una infinidad de herramientas para estar conectados. Hay nuevas formas de comunicación, pero también hay nuevas formas de soledad. Magnífica novela de esta reconocida voz de la narrativa actual.

Anuncios

3 comentarios to “CICATRIZ”

  1. José Luis 27 febrero, 2016 a 18:00 #

    Es un libro del que ya he leído varias críticas muy positivas en las últimas fechas y me gusta esa frase del final de que hay nuevas formas de comunicación, pero también hay nuevas formas de soledad. Enhorabuena por la entrada.

    • universointroito 27 febrero, 2016 a 18:18 #

      Te recomiendo la novela. Y creo que esa es una de las conclusiones que podemos sacar, que no por mucha tecnología se está más acompañado, puedes sentir la misma soledad rodeado de ciber relaciones. Abrazos

      • José Luis 27 febrero, 2016 a 18:23 #

        Me la apunto. Gracias por la recomendación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: