La nave de los locos

1 Dic

navelocos

La nave de los locos

Elena Marqués

Ediciones irreverentes

El primer relato, que le da título al conjunto, se desarrolla en un manicomio donde el protagonista cree viajar en una nave de la que calcula obsesivamente su ubicación, a veces resulta ser un desierto y otras el proceloso mar…, nave que no llega a ninguna parte. Y a partir de ahí la autora nos conduce por un repertorio de personajes con la característica común de estar perdidos, y huyendo, fugitivos de un destino implacable o desembocando, muy a su pesar, en él. Personajes con nombres completos, de varios apellidos, de reminiscencias antiguas, que Elena Marqués se complace en repetir, como si con ellos cada locura individual quedara delimitada.

Se percibe una clara influencia de la literatura sudamericana, tanto en la geografía que nos evoca tierras sensuales y exuberantes; como en los inevitables viajes desde el viejo al nuevo mundo o viceversa; o en las peculiaridades de los personajes, que recuerdan a alguno de los estrafalarios de García Marquez, como Clara, que arrastrando el pecado original de haber matado a su madre en el parto, el diablo le regala el don de oler la muerte; o en Juegos de azar y de heliconia, donde una adivinadora, colombiana, tiene sueños premonitorios en los que balacean al marido, y hay una equivalencia entre las balas que este recibe y la riqueza que gana ella, a más sangre más dinero; o en Nuevas recetas para la vieja Circe, cuyas asesinas instrucciones culinarias rememoran las de Julio Cortázar para subir una escalera.

Elena Marqués tiene una prosa fluida, utiliza el recurso de vocablos o estructuras antiguas para conseguir un tono mordaz e irónico, pero en última instancia amable al terrible destino de estar locos, ser un suicida, un asesino, un fantasma o nacer maldecido. Su vocabulario prolijo y sensual, es a la vez preciso. Esta obra ha ganado el VIII Premio Vivendia-Villiers de relato.

Además del tributo a escritores, también aparecen famosos personajes de ficción como Oliver y Hardy, cuya versión demente vive en blanco y negro, aunque: “A cualquiera en su sano juicio el encierro en blanco y negro se le haría insoportable” . En su sano juicio…. La locura parece ser el no reconocerte en la vida que te ha tocado y buscar otra, hasta el último recurso, derrotado y cueste lo que cueste.

Elena Marqués Núñez nació en Sevilla donde estudió Filología Hispánica. Terminada la carrera obtuvo una beca para trabajar en Ediciones Alfar como correctora de textos. Actualmente ejerce como tal en el Parlamento de Andalucía. Entre otros trabajos, ha publicado las novelas “El largo camino de tus piernas” Tau Editores; “A lluvia perpetua” Itimad; y “El último discurso del general Santibáñez” Ediciones oblicuas. Ha recibido números premios tanto de narrativa como de poesía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: