Archive | Estrellas fugaces RSS feed for this section

HERIDAS DE LA TIERRA

8 Feb

huella ecologica

Herida de aire, ácido y purulento,

como moribundos ya

somos insensibles a su hedor.

 

¿Dónde el aliento libre de la mañana?

 

 

Herida de cielo, sin estrellas,

solo luces de neón invaden las miradas.

 

¿Dónde las lágrimas fugaces de la noche?

 

Herida de agua, muerta y mortal,

que arrastra envenenada

nuestras cenizas.

 

¿Donde el frescor de la fuente?

 

Herida de suelo, escupido, vendido

y atrapado bajo el asfalto.

 

¿Dónde las fértiles cosechas?

 

Herida de almas, extinguidas,

expulsadas de nuestras omnipresentes

ciudades solitarias.

 

¿Dónde la mirada inteligente del lince?

 

Herida de fuego, loco y enardecido

que lame los árboles

que engulle sus frutos y nidos.

 

¿Dónde la sombra verde de la primavera?

 

Herida de silencio, inexistente,

máquinas y palabras colapsan

nuestros oídos.

 

¿Donde el rumor del viento?

 

Tras el paso de la codicia queda sobrevivir

¿Donde entonces nuestra gloria?

Inventario de fiestas

25 Ene

ecuaciones

INVENTARIO DE FIESTAS

  • Nn doble beso en la cara.
  • Cuñados, colegas, hermanos, amigos… en ajustes polinómicos.
  • Indefinidas conversaciones, divergentes y convergentes, con reducción final al absurdo.
  • Máximo común divisor = cerveza.
  • Mínimo común múltiplo = colesterol.
  • Logar ritmo de la garganta.
  • Coma flotante en la madrugada, con derivación rotacional hasta el límite decoroso.
  • (X + Y), integrales volumétricas al amanecer.
  • (X – Y), siempre que Y se ponga hiperbólico mientras tiende a infinito.
  • Valor final de la ecuación: error mínimo cuadrático.

 

Así era

26 Dic

SNA 03 “Casualmente, Trout había escrito un libro sobre un árbol que daba dinero. Tenía por hojas billetes de veinte dólares. Sus flores eran bonos del gobierno y sus frutos diamantes. Atraía a los seres humanos, que se mataban los unos a los otros al pie del árbol, fertilizándolo.

Así era.”

 

 

Matadero Cinco

Kurt Vonnegut

Imagen de Papúa Nueva Guinéa.

 

Hola, soy Gattuso.

30 Sep

Este nombre tan chulo me lo puso mi hermano Antonio, que sabe mucho de fútbol y dice que es el de un jugador italiano muy bueno.

Porque yo nací en Sevilla, el 18 de septiembre del 2003, en los jardines de unos bloques del Porvenir. Cuando tenía solo dos días, mi hermana Reyes me libró de un negro destino y me llevó a casa metido en el casco de su moto. Ella y mi madre me criaron dándome leche con un cuentagotas. Entonces dormía dentro de la papelera de mimbre, envuelto en una manta eléctrica; pero ahora ya soy mayor, y tengo cuarto propio, que mi familia utiliza como cocina.

Me gustan mucho las latas de paté de atún, pelearme con las cortinas, restregarme en la ropa recién planchada, trepar por el jazmín de la terraza y jugar a esconder las gomillas del pelo. Pero lo que más me gusta de todo es permitirles que duerman la siesta conmigo, tumbados juntos en el sofá del salón.

Leonid AfremovTengo mucho trabajo en la casa: los despierto por la mañana llamando a cada puerta, y no paro hasta que compruebo que se han levantado; mantengo a raya los mirlos y las salamanquesas de la terraza (ya están todas sin cola); ayudo a estudiar a mis hermanos, me siento con ellos y les aguanto los apuntes con mis patas para que no se les cierren. Por la noche, cuando los dejo dormidos, subo al tejado y recorro hasta el final de los bloques, mi madre no lo sabe, donde observo la gran avenida ruidosa que nunca he cruzado.

Mi vida sería muy feliz si no tuviera todavía algunos problemas sin resolver: ¿Qué guardan dentro de las cajas del trastero? ¿De dónde viene el agua que sale por la ducha? ¿Y a dónde se va la del váter? ¿Por qué se mueven tan rápidos los papeles de la impresora? … Son cuestiones muy importantes, tendré que seguir investigando.

 

Pintura de Leonid Afremov.

Un mundo propio

8 Jul

Un escritor mas que una vida tiene que tener un mundo propio, construido poco a poco a base de ir cogiendo de la realidad una actitud, una mirada, un traje, un día soleado, un sinsabor, una alegría.

Frase de Ernesto Sábato.

Satoki Nagata

Imagen de Satoki Nagata.

Un verdadero gran libro según Robertson Davies

8 Abr

“Un verdadero gran libro debe ser leído en la juventud, de nuevo en la madurez y una vez más en la vejez, como un bello edificio debe ser visto por la luz de la mañana, al mediodía y por la luz de la luna.”

Robertson Davies.

Verdades que pueden ser demostradas y verificadas

18 Nov

Ran Ortner“Yo no soy fascista, creo en la razón y en la discusión como supremos instrumentos de progreso, y por ello antepongo la justicia al odio (…) Hay que desconfiar pues de quien trata de convencernos con argumentos distintos de la razón, es decir, de los jefes carismáticos: hemos de ser cautos en delegar en otros nuestro juicio y nuestra voluntad. Puesto que es difícil distinguir los profetas verdaderos de los falsos, es mejor sospechar de todo profeta; es mejor renunciar a la verdad revelada, por mucho que exalten su simplicidad y esplendor, aunque las hallemos cómodas porque se adquieren gratis. Es mejor conformarse con otras verdades más modestas, las que se conquistan con mucho trabajo, poco a poco y sin atajos por medio del estudio, la discusión y el razonamiento, verdades que pueden ser demostradas y verificadas.”

Texto de Primo Levi en “Si esto es un hombre”.

Imagen de Ran Ortner .