Tag Archives: surrealismo

La relación Mallo-Alberti

23 Nov

Fue tan próspera a nivel creativo, que durante el tiempo que duró nuestra relación sentimental, las trayectorias de ambos aparecen definitivamente imbricadas. Nos vimos por primera vez en el parque del Retiro a finales de mayo de 1925, el día que Federico García Lorca ofreció allí un recital poético con motivo de la inauguración de la I exposición de artistas ibéricos. Estábamos en El Retiro Dalí, Federico y yo, unos muchachos pasaron cerca y saludaron con el brazo y yo pregunté quiénes eran. Lorca contestó: “uno es un poeta muy bueno y otro es un poeta muy malo”. Eran Alberti e Hinojosa. De hecho, Alberti acababa de ganar el premio nacional de literatura por Marinero en tierra. Poco después de este encuentro tuvimos nuestras primeras citas en el Museo del Prado.

Maruja Mallo.

Me los imagino disfrutando del sol y de la deslumbrante poesía de Federico, todos jóvenes y artistas. El poeta gaditano que, con su mar a cuestas, llevaría aún pegada la sal a las plantas de los pies, dejaría al caminar estelas en el aire, triunfaba en la capital de una España ilusionada por cambiar la enseñanza, la justicia, la sociedad, la vida.

Me los imagino despreocupados, ajenos a lo que el futuro les depararía.

A Maruja y Rafael les unió su amor por el arte, tuvieron una relación enriquecedora y creativa, como sucede cuando a la plenitud de los cuerpos se le une la imaginación y la entrega. Pero fue “la artista” quien le abrió los ojos a nuevas realidades, como el surrealismo, a “el artista” que se alejó de su Marinero en Tierra para escribir auténticas transcripciones poéticas de los cuadros de Maruja, mientras ella le correspondía con figurines y decorados para sus obras teatrales.

Me los imagino en los bares, en los cafés de barrio, siempre con pocas pesetas en los bolsillos, en los cines con el piano acompañando a los geniales mudos Charles Chaplin o Buster Keaton.

Pero llegó el desamor y el abandono. Después la guerra, el exilio y el franquismo que arrasaron con todo. En cualquier caso, habitó el olvido.

Reyes García-Doncel

Anuncios

Describiendo el cuadro que imagina.

15 Nov

Nada extraño es ver en la verbena a los ángeles cabalgar sobre un cerdo o guiar los automóviles de los carruseles. Con frecuencia, cruzan precipitadamente las plaza del brazo de los soldados o corren perseguidos por los carabineros […] Al mismo tiempo que el demonio pasa espantado en un coche de punto, los sacerdotes torean en las barracas y giran en las norias […] Aparecen agigantados burlescamente reyes, nobles, burgueses, toreros, boxeadores y manolas. Todos estos personajes tienen presencia grotesca, realidad de fantoches… aun así, en contra de lo que dicen, yo no soy surrealista, solo describo la realidad”

Maruja Mallo

 

Los ángeles de Bartolomé Esteban Murillo no tienen el mismo aspecto que los de Maruja Mallo, los primeros son tiernos y aniñados, los otros van del brazo de soldados borrachos en una verbena. Porque para la pintora hay otra realidad por debajo de sus rizos rubios; como por debajo de sus capas de armiño los reyes son bufones, o de sus sotanas los curas son matarifes… La realidad tiene dos caras, o tres, o un caleidoscopio si uno es artista y enfoca la mirada desde el otro lado.

El hombre primitivo pintaba bisontes para conjurar la caza, hoy día a muchos pueblos indígenas no les gusta que les hagan fotos porque, según ellos, se les roba el alma. Nos parece una idea pueril y atrasada, ¿pero qué hay detrás de lo que vemos? ¿Es nuestro ojo, el humano, la única medida? Maruja Mallo pintora, mujer culta de la generación del 27, se defendía arguyendo que el surrealismo es la otra realidad, la que también existe aunque no lo capte un fogonazo de luz sobre la retina.

Quizás es que no sepamos aceptar esa visión de fantoches, puede ser tan insoportable que hasta Satanás se asuste y se quite de en medio en un coche de punto.

Reyes García-Doncel